Roedores, ratas y ratones.

Actualizado: 20 oct 2018

Los roedores como plagas económicas

Las ratas y ratones atacan nuestros alimentos en los campos, en las granjas, en los huertos y las instalaciones ganaderas; durante su procesamiento, almacenamiento y transporte; y mientras están en nuestros supermercados, restaurantes y hogares. ellas también arruinan toneladas de alimento por contaminación con su orina, heces o pelo. 

Se estima que las ratas y ratones destruyen alimento suficiente cada año para alimentar a 200 millones de personas. 


En nuestros edificios, los roedores dañan las puertas, los pisos, los techos y las paredes como resultado de su actividad de cavar y roer. También regularmente roen las tuberías de servicio y los cables eléctricos que resultan en explosiones, inundaciones en interiores, incendios, mal funcionamiento de equipos y escasez de corriente eléctrica.